Tag Archives: licencia de apertura


3 años de Blog de Tecniat

3 años de Blog de Tecniat

Un buen momento para hacer balance

Han pasado ya más de tres años desde que en su día decidimos emprender nuestro particular camino en el mundo de la arquitectura técnica, como profesionales liberales. Una de las prioridades, para ese nuevo proyecto era, sin duda, crear un blog para la empresa.

Cómo empezó todo

Aunque tanto Vicent Abad como yo, ya trabajamos como Arquitectos Técnicos en una empresa constructora, este nuevo proyecto tenía en su día la ilusión por desarrollar nuevos aspectos de la profesión con los que no habíamos podido, hasta el momento, tener relación directa. Ambos estuvimos en la misma empresa constructora, y allí realizábamos trabajos en el campo de la jefatura de obra, con mucha dedicación a pie de obra, pero también con bastantes horas de oficina. Si bien Vicent se especializó a pie de obra, en mi caso, al tratarse de una empresa que trabajaba para la administración pública, me especialicé en el campo de la redacción de estudios de licitación, y pase de estar en obra, a estar prácticamente todo el tiempo en oficina

Los dos terminamos casi al mismo tiempo en esta empresa de Ontinyent, por lo que decidimos, como muchos otros técnicos, que era un buen momento para ampliar la formación y actualizarse en el campo técnico. Algo que, cuando tienes ya cierta estabilidad en una empresa, parece que cuesta más. Optamos por un máster de la Universidad Politécnica de Valencia, uno en Gestión de Edificación, y otro en Planificación y Gestión de obras de Ingeniería Civil.

Fue al finalizar el máster cuando surgió la idea de crear Tecniat. Si bien al principio la formábamos tres técnicos, el tercero abandonó el proyecto al cabo de algo menos de un año, pues era complicado compatibilizar el trabajo con sus estudios de Arquitectura, que en aquel momento realizaba.

Y ¿qué hemos escrito en este blog?

Sabíamos que tener un blog era importante, aunque más tarde entendimos por qué, y fue más tarde aún, cuando fuimos optimizando los posts, con el fin de posicionar la página con una estrategia concreta. No hay más que ver el primer post, para ver que efectivamente ha habido una evolución (creo que bastante positiva) tanto en la estructura del texto, como a nivel estético y formal.

Y este primer post, hablaba, como no, del entonces neonato Certificado Energético. Todos recordamos la polémica que se generó en su día, sobre todo en el entorno de los propietarios de viviendas, cuando se dijo que el dichoso certificado costaría unos trescientos euros. No sabemos en su día en qué se basaron para llegar a este número, pero lo que está claro es que está muy lejos de la realidad de hoy día.

Desde entonces hasta hoy, hemos intentado hablar de práticamente todo, en ocasiones dirigido a otros técnicos y otras dirigido al público en general. Fue el caso del post más compartido en Facebook, el relativo las funciones del Aparejador, algo que nos alegra sobremanera, pues este post no tenía otra intención que divulgar nuestras aptitudes de cara a las necesidades de la sociedad. aparejador ontinyent

Este éxito fue debido, muy probablemente, además de a ser una publicación donde defendemos nuestra profesión, al uso de Infografías. Habréis notado que, de un tiempo a esta parte, intentamos introducir infografias en todos nuestros posts. Esto es porque realmente es un buen medio para la difusión, además de que, al tratarse de contenido visual, es mucho más efectivo y práctico en redes sociales. Si además sumamos mi afición al diseño gráfico, resulta además llevadero, pues aunque lleve un tiempo hacerlo, disfruto con ello.

Otra infografía que tuvo muy buena acogida fue la relacionada con la Historia del Arquitecto Técnico. También relacionada con la profesión, y que toca un tema peliagudo en la misma, como es el de la denominación de la titulación.

Un post que dió la vuelta a todas las redes, fue uno que redacté para saciar mi propia curiosidad. Se trataba del origen de la palabra Hormigón, y del por qué de su peculiaridad en España. Hay que agradecer, en este sentido, la difusión de la red social de Aggregatte, pues puso a tope su maquinaria divulgativa para hacer llegar el post a todos los rincones. Nos llegaron bastantes propuestas para modificar algunos datos, sobre todo referentes a países suramericanos de habla hispana, donde nos matizaban su usos en sus respectivos países.

Pero también nos gusta aportar valor al público en general, o a aquellas personas a las que podamos solucionar algún problema. Es el caso de entradas como la referente a apertura de locales, como los 5 errores a evitar en la Apertura de un Local, o en el caso de la compra venta de viviendas y/o el campo de la reforma, con el post 10 consejos para reformar una vivienda antigua. Este también, por supuesto, con su infografía.apertura de negocios

¿Y por qué tanta defensa de la profesión?

Estos tres años en Tecniat, nos han hecho ver nuestra profesión desde un prisma muy distinto al que puedas tener trabajando como jefe de obra en una constructora. En este sentido, el hecho de desarrollar la profesión como liberal, ha hecho que nos demos de morros contra la concepción que tiene de nosotros la sociedad en general.

Ya no es tan solo un tema de la crisis del ladrillo, que suena ya hasta algo antiguo, sino cómo ésta nos ha dado un bofetón para espabilarnos y hacernos ver, cara a cara, cuál es nuestro reflejo en la sociedad. Y la imagen no es muy alentadora. Se valora muy poco nuestro trabajo, probablemente por un tema que últimamente vemos bastante en las redes, y no es otroque el de no haber sabido vendernos mejor. Ya Enrique Alario lo comenta en uno de sus OnSite Podcasts, donde decía que no podemos resignarnos a hacer un trabajo solo porque lo exige la ley, hemos de crear otro tipo de necesidades en nuestros clientes.

Y todas estas actuaciones, encaminadas a mejorar la imagen de la profesión, a hacernos visibles a la sociedad, y a crear una marca única e inconfundible del Aparejador, se puede resumir en una sola palabra: Marketing. Almudena Gancedo lo explica perfectamente en esta entrada de su blog. Qué duda cabe que es un asunto a resolver, y en el que todos hemos de poner nuestro granito de arena, más allá de las obligaciones de las instituciones que nos representan, y de las que tanto solemos quejarnos.

¿Y a qué nos hemos dedicado?

Pues, como se suele decir hoy en día, nos hemos dedicado “a lo que nos han dejado”. Si bien sí decidimos en su día dónde enfocar nuestros servicios, también ha sido la demanda quien ha ido regulando nuestra oferta de servicios. Por una parte, teníamos claro que queríamos aprovechar todo nuestro conocimiento que adquirimos a pie de obra, y aquello en lo que nos especializamos en su día, como fue la redacción de Estudios de Licitación.

Pero también éramos conscientes de la necesidad de formarnos en temas específicos de nuestra profesión, y nos decantamos por la Redacción de Proyectos de Reforma, la adecuación de locales para la Apertura de Actividades

También es cierto, y es algo que creemos a pies juntillas, que cualquier aspecto de la profesión del Arquitecto Técnico o cualquier faceta a desarrollar, ha de pasar necesariamente por experiencia a pie de obra. Cualquier peritaje, estudio de proyecto, valoración, certificado, informe, dictamen, requiere de conocimiento de la realidad de la obra, que sólo se consigue habiendo ejercido como jefe de obra. Es una afirmación que entiendo que resulta dura para los recién egresados de los últimos años, pues siquiera han podido hacer ni el proyecto  final en una constructora, habida cuenta del panorama contemporáneo.

Y ¿cómo hemos trabajado?

Pues al igual que en el epígrafe anterior, “como hemos podido”. Bromas a parte, lo que teníamos claro, al empezar, es que no nos podíamos permitir el alquiler de un local abierto al público, por lo que decidimos trabajar desdes nuestras casas, como lo hacen la mayoría de profesionales liberales del sector.

Pero al poco de empezar con Tecniat, nos propusieron acceder a formar parte de la Asociación de Emprendedores Rurales, una asociación sin ánimo de lucro, que fomenta el emprendimiento en los pueblos y zonas rurales. Nos pareció un propósito estupendo, y desde entonces trabajamos con ellos para fomentar, en la medida de lo posible, el espíritu emprendedor en nuestra zona, y ampliar las relaciones con profesionales de otros sectores, para apoyarnos mutuamente.

Fue entonces cuando conocimos el concepto de Coworking, es decir, un espacio de trabajo, a bajo coste, y donde compartimos puestos de trabajo con otros emprendedores, o freelancers. Varios días a la semana trabajamos desde el coworking de Ontinyent, y es otra forma de trabajo que nos encantó.

En resumen: Gracias a todos los lectores del Blog

Pues esto ha sido lo que os hemos querido contar en este post especial. Queríamos acercarnos un poco más a vosotros, contaros nuestra experiencia en estos años, pero sobretodo, agradecer a todo aquel que le ha dedicado unos minutos de su vida a leer nuestros artículos.

Los que os dediquéis también a estos menesteres de la escritura en blogs, sabéis que es algo costoso que requiere de su tiempo y esfuerzo, por ello es de agradecer cuando hay tan buena acogida


5 errores a evitar en la Apertura de un Local

5 errores a evitar en la Apertura de un Local

Informarse a tiempo sobre los pasos a seguir y la documentación necesaria para la apertura será la clave del éxito

Abrir un negocio en un local al público exige una serie de requisitos que no son popularmente conocidos, y que además suelen quebrar la planificación que el emprendedor tenía para abrir su tienda o local de servicios. Hay además toda una extensa normativa que cumplir y justificar frente a los servicios técnicos de los ayuntamientos y que condicionarán la correcta formalización de la apertura.

Aquí van cinco consejos, en forma de errores a evitar, para que el periplo documental no se convierta en un viacrucis interminable.

apertura de negocios

#1 Alquilar el local antes de consultar con los técnicos. Es el error más común y que más puede perjudicar al titular de la actividad. El emprendedor que decide enrolarse en un nuevo negocio y abrirlo al público tiene muy claro que tendrá una serie de obligaciones para con hacienda y la seguridad social, pero lo que no está tan extendido son las obligaciones que tendrá de cara al ayuntamiento para formalizar y legalizar la apertura. En no pocos casos el titular de la actividad busca el local que entiende idóneo para su actividad y, una vez encontrado y con el contrato de alquiler firmado, se encuentra con que en esa ubicación no es posible desarrollar dicha actividad. La solución pasa por dejarse asesorar, previo a cualquier contrato, por un técnico competente que pueda en una simple visita, advertir si el local es apto o tiene las condiciones para adecuarlo a la actividad en cuestión. Esta simple previsión puede ahorrar muchos dolores de cabeza al titular, además de no retrasar los trámites.

#2 Hacer la reforma antes de formalizar la apertura. Es el siguiente paso al anterior. Hay quien una vez alquilado, o adquirido el local, comienza con las obras de adecuación que, a su propio criterio, necesita para acondicionarlo. La solución es la misma que la del punto anterior. En este caso además, el coste del error es más elevado, tanto como el coste de las obras o de los elementos que se deben modificar por no haber realzado previamente el Proyecto Técnico.

apertura de negocio

#3 No informarse de los trámites administrativos. Parece evidente, pero es más común de lo que debiera. Y la consecuencia de este error son los dos anteriores. Si previo incluso a la búsqueda de local, el futuro titular de la actividad acude a su ayuntamiento o a la junta de distrito correspondiente para informarse de los trámites a realizar, evitará sorpresas posteriores y sabrá de antemano, o se hará una idea, de los costes asociados a una apertura de local al público, ya sea en concepto de tasas, de impuestos y/o honorarios facultativos por el proyecto. Muchas personas, de hecho, desconocen que es necesario un técnico (arquitecto, arquitecto técnico o ingeniero) para obtener su licencia de apertura.

#4 Pensar que el proyecto técnico es “otro papel”. Una vez sobrepasados los puntos anteriores, si el emprendedor ha sido lo suficientemente cauto para salvarlos, llega el momento de no caer en el error denominativo de entender que el Proyecto Técnico es “otro papel”. Y no es simplemente por una cuestión de herir orgullos (aunque un poco también), es la actitud que puede llevar asociada, es decir, hacer caso omiso a las especificaciones que allí se detallan y que justifican el cumplimiento de la normativa de aplicación. Quizá no es un caso tan común como en los anteriores, pero se da esta circunstancia al pensar que una vez redactado el proyecto ya se ha cumplido con el expediente y que el titular ya es libre de hacer lo que estime oportuno es su local. Se trata de un error grave que además podría conllevar sanciones y retrasos en la formalización de la apertura.

apertura negocio valencia

#5 No comprobar los antecedentes del local. Este es un caso más específico, y se puede dar en situaciones en las que el futuro titular decida instalarse en un local donde ya se desarrollaba la misma actividad que la que pretende desarrollar. En este caso es vital confirmar que efectivamente este local disponía de la preceptiva licencia, puesto que no sería el primer caso en el que se encontrase con que el anterior propietario no formalizó convenientemente la apertura y en los servicios municipales del Ayuntamiento no figure como tal, por lo perdería las ventajas de que, a priori, se disponen al instalarse en un local ya adecuado para la actividad.

A modo de resumen

Y como antídoto a todo mal en el proceso de apertura de un establecimiento está la información y la previsión. Estar informado antes de mover un solo dedo de cuáles van a ser todas las estaciones en las que haremos parada antes de llegar a la ansiada meta.

No está de más que, tanto ayuntamientos como técnicos, nos molestemos en divulgar y hacer un poco de didáctica en estos asuntos para poder llegar al emprendedor, empresario o empresa que está dispuesto a realizar al apertura de un local de cara al público, y así contribuir entre todos a facilitar los procedimientos.


Siete propósitos de año nuevo para el Arquitecto Técnico

Siete propósitos de año nuevo para el Arquitecto Técnico

Momento para reflexionar

El tema de este post radica en uno de los muchos tópicos con los que nos encontramos en estas fechas. Entre los resumenes anuales, las perspectivas del año nuevo o las consecuencias de las comilonas navideñas encontramos también los propósitos de año nuevo.

Dado que parece ser que el cambio de año representa un buen punto donde detenerse para hacer balance y análisis de lo realizado, desde Tecniat proponemos algunos puntos sobre los que pensamos que sería interesante, para la profesión de Arquitecto Técnico, detenerse a reflexionar para establecer nuevos objetivos, ya sea a corto, medio o largo plazo. Y ya no solo objetivos, sino establecer nuevas formas de trabajo o de concebir nuestra profesión.

Nuestros propósitos propuestos

Y como todo buen post que se precie, ahí va la característica serie numerada:

 1. Colabora con la implantación de las nuevas tecnologías en el sector

Qué duda cabe que las nuevas tecnologías ya empiezan a introducirse con fuerza en el campo de la construcción. Quizá más en el campo de la redacción de proyectos que en la propia construcción. En cualquier caso, no debemos huir de estas nuevas tecnologías sino, en la medida de lo posible, dominarlas para conducir el cambio en el sector. Nuestro campo ha sido siempre uno de los más tracidicionales, pero todos sabemos también que la crisis ha coincidido con el aumento de nuevos programas informáticos de gestión, nuevas aplicaciones móviles, y en general con el florecimiento de herramientas que nos pueden facilitar mucho la vida. Intenta formar parte de este cambio y aporta tu granito de arena.

 2. Contribuye a la imagen y la marca de la profesión

Este es un histórico en nuestro trabajo y probablemente el que mayor polémica suscita, sobre todo en las horas bajas del sector. Cada uno debemos ser conscientes del trabajo realizado y de lo que significa nuestra firma en un proyecto o en un certificado. Hacerla valer con profesionalidad y con sensatez es la forma más eficiente de colaborar en nuestra imagen y marca de Arquitectos Técnicos.

 3. Focaliza en tu especialidad

Este va dedicado más bien a aquellos que empiezan o a quienes están pensando en dar un giro a su carrera. El trabajo de Arquitecto Técnico, tal como comentamos en su día en este post, y afortunadamente para nosotros, tiene infinidad de salidas profesionales y, en ocasiones, muy distintas entre ellas. Por ello, resulta útil para desarrollar bien nuestro trabajo centrarnos en aquellas que más nos gusten o en las que más te hayas podido especializar. Intentar abarcarlo todo y decir Sí a todos los trabajos que nos proponen podrá repercutir no sólo en un mal servicio al cliente sino en una merma de nuestra reputación. Especializarse nos conferirá profesionalidad e incluso mayor confianza en nosotros mismos al realizar un trabajo del que nos sabemos duchos en la materia.

 4. Colabora con más compañeros

En el momento en el que nos encontramos, en el que han desaparecido aquellas grandes oficinas técnicas con soluciones integrales y grandes plantillas de técnicos, la mayoría de nostros desarrollamos nuestro trabajo como profesionales liberales. Esto propicia, al igual que sucede en otros muchos campos, a trabajar creando grupos colaborativos de profesionales. Es una nueva de forma de trabajo que se está extendiendo y con la que todos salimos ganando. Esto deriva además del punto anterior, esto es, establecer grupos de trabajo en los que los miembros se complementen entre sí es una buena forma de ofrecer un servicio de calidad puesto que cada técnico aporta sus conociemientos en su campo concreto. Es la era del trabajo colaborativo, y una buena forma de crear equipo son los espacios de coworking: úsalos, disfrútalos, aporta y dejáte aportar por ellos y te sorprenderán los resultados.

Autodesk BIM 360 Field www.autodesk.es

Autodesk BIM 360 Field www.autodesk.es

 5. Transfiere tus conocimientos

No hace falta repetirlo pero, aún así, lo volveré a hacer: estamos en la era de la comunicación. En la actualidad, los profesionales tenemos a nuestro alcance gran cantidad de soportes para aportar nuestros conocimientos. Ya sea colaborando en grupos de redes sociales, o escribiendo en nuestro blog profesional estamos colaborando en la transferencia informal de conocimientos. No temas a revelar tus secretos o tus formas de trabajo, por que ello solo podrá reportarte buenas consecuencias. Escribiendo sobre lo que sabes no solo ayudas a compañeros, sino que tus propios clientes pueden ver que sabes sobre lo que trabajas, y te ayudará a crear tu marca. Compartiendo y difundiendo información de otros compañeros es otra forma ideal de transferencia de conocimientos.

 6. Valora tu trabajo y sobretodo tus conocimientos

Este es otro punto polémico de esta y de otras muchas profesiones. Seguro que más de uno habreis visto por las redes sociales una imagen de un cartel que reza tal que así: “No cobro por lo que hago, cobro por lo que se”. Esto es algo que pasados los años despues de salir de la universidad ya olvidamos. No hemos de menospreciar nuestros conocimientos, ya que de eso ya se encargarán los demás. Muchas veces no sabemos cómo valorar un trabajo y tendemos a la baja, y es que, llegar al equilibio es difícil, pero hemos de plantearnos lo que valen nuestros conocimientos y el trabajo que le estamos facilitando a nuestros clientes.estudio de licitación

 7. Disfruta de tu trabajo

Parece evidente ¿no? pero conviene recordar en ocasiones que, al final de todo, vamos a pasar muchas horas trabajando y hemos de hacer lo posible para disfrutar de ello. Podemos sentirnos afortunados de tener un titulo académico que nos acredita para hacer el trabajo que un día decidimos hacer. Pues aprovechémoslo y disfrutemos de nuestra elección.

 ¿Estás de acuerdo con alguno de ellos?

Estos son los puntos en los que pensamos que es esencial que debemos reparar, pero no solo en año nuevo, sino en cualquier momento que te encuentres, ya sea para realizar un cambio o porque te encuentras estancado en un momento determinado de tu carrera. Podrán estar más o menos acertados, pues al fin y al cabo son conclusiones personales basadas en la propia experiencia y en opiniones personales que, como tales, podrán ser discutibles.

En cualquier caso, imagino que nadie podrá discutir el propósito 7, ya que probablemente es la forma de llegar a los otros seis con relativa facilidad y felicidad.

Espero haber aportado algo nuevo para algún compañero y sobretodo, espero y deseo que este sea un buen año para los tecnicos de la construcción y para la propia construcción. Feliz año nuevo 2015.

arquitecto ontinyent


La eterna batalla en la Licencia de Apertura

La eterna batalla en la Licencia de Apertura

En muchos de los trabajos que nos toca realizar como Arquitectos Técnicos, al igual que sucede con la mayoria de las profesiones, requieren de un especial tacto o un punto de más en lo que al factor humano se refiere.

Los Arquitectos Técnicos acostumbramos a trabajar en equipos de trabajo, donde o bien somos coordinados por alguien o bien somos nosotros mismos quienes coordinamos un equipo de trabajo. En estas situaciones es relativamente sencillo relacionarse con compañeros de profesión que, si bien no necesariamente realizan las mismas tareas que tú, sí conocen el marco normativo dónde nos movemos, con todos sus pros y sus contras.

La historia que se repite

Caso distinto es el de la Licencia de Apertura. Cuando nos llega un encargo desde algún particular que necesita dicho servicio, normalmente le viene de nuevo aquello de tener que presentar un proyecto firmado por un técnico que refleje que el local donde va a realizar su actividad se adecúa a la normativa que le es de aplicación. Partiendo de este punto, en muchos casos el Proyecto de Actividad no supone para el cliente nada más que un gasto añadido a su involuntaria y parcialmente equivocada previsión de costes iniciales de su negocio. Por supuesto este caso no pretende ser un paradigma, pero sí coincide con muchas versiones que cuentan compañeros, y que desde nuestro punto de vista es perfectamente comprensible.

Pasado este primer trance, en el que el titular de la actividad parece haber asumido y aceptado que debe pasar por este trámite legal, empieza la autentica batalla para tratar de hacerle comprender qué parametros va a tener que cumplir para tener la concesión de la licencia sin problemas posteriores.

La batalla de la accesibilidad

Todos los que hemos realizado Proyectos de Actividad sabemos que existen al menos dos puntos que en el 99% de los casos será objeto de polémica y discusión para su correcto cumplimiento: el acceso y los aseos. Cabría entrar en más detalles de qué tipo de actividad va a desarrollarse en el local, o qué superficie va a tener y en qué comunidad autónoma se ubica e incluso en qué ciudad, puesto que la normativa estatal es desarrollada por autonomias y por ayuntamientos de modo que cada uno tendrá su propia versión de la accesibilidad o de la normativa contra incendios, que caracterizará cada zona mediante sus ordenanzas.

licencia apertura ontinyent

En cualquier caso, sabemos que hacer cumplir los criterios de accesibilidad para un aseo adaptado supone en algunos casos una odisea para el propietario que, entre otras cosas, no se explica que si ha alquilado un local con un aseo, y que en dicho local se ha desarrollado durante veinte años una actividad con dicho aseo, ahora él/ella no pueda hacer uso de ese mismo servicio higiénico para implantar su propia actividad. Esto es debido, y es necesario en muchos casos comentarlo con el cliente, al constante cambio de la normativa. Si bien entre el año 2000 y 2006 se produjeron los cambios más importantes en este campo, sabemos que continuamente se introducen cambios y pequeñas variaciones que acaban por convertir la normativa de aplicación para una actividad en una maraña en la que se entrelazan conceptos (e incluso en ocasiones se contradicen) con la que hay que lidiar para justificar dentro de los márgenes de la legalidad la solución adoptada.

Éste es uno de los puntos peliagudos, pero además en muchas ocasiones se producen comentalicencia apertura ontinyentrios como los que se muestran a continuación:

  • “Yo no quiero que mi aseo esté adaptado”

  • “Quiero que el extintor esté bien escondido”

  • “No tengo ningún problema con que haya un escalón en la entrada de mi tienda”

  • “No necesito un cartel de salida, ya se ve bien la puerta”

Desde mi punto de vista puedo entender perfectamente que va a iniciar un nuevo negocio, y que va a estsar más pendiente en la estética de la tienda que en su cumplimiento en cuanto a barreras arquitectónicas, pero es en este punto donde debe saber que el hecho de que introduzcamos una rampa en el acceso, o un equipamiento para un aseos adaptado, no es un capricho del técnico que, podremos tener nuestra opinión sobre la normativa a aplicar, pero que al fin y al cabo es la que se debe aplicar y nosotros seremos responsable de hacerlo de forma correcta.

Empatizar y comprender

Estoy convencido que los técnicos que se dediquen a esto se verán completamente reflejados en estas situaciones, al igual que muchos que hayan iniciado un negocio se habrán visto reflejados en el papel del titular. Y es que estas situaciones se repiten constantemente y cada vez más nos toca lidiar con ellas con nuestra mejor sonrisa, por que es muy sencillo empatizar con ese sentimiento ya que, aunque seamos técnicos, también chocamos en otros campos con normativas que tenemos que cumplir, y con las que no tengamos precisamente una muy buena opinión sobre ellas.


¿Para qué quiero a un arquitecto tecnico?

¿Para qué quiero a un arquitecto tecnico?

En primer lugar, lo primero que me planteé al escribir esta entrada, fue cuál de todos los nombres que tenemos ahora los arquitectos técnicos debería incluir en el título. Al final opté por Arquitecto Tecnico por dos razones: una porque mi titulación es la de Arquitecto Técnico, y otra por que al igual que me sucede a mí, se que cuando un Aparejador o Ingeniero de la Edificación lean el título se darán por aludidos (o por identificados)

En segundo lugar, y como reflexión principal, sería interesante abundar en el concepto de las capacidades de un Arquitecto Técnico, a parte de la conocida por la mayoría de la población como es la de dirección de  arquitecto ontinyentejecución de obra o jefe de obra/producción. Mucha gente que no está relacionada con la construcción no conoce todo lo que puede realizar un Arquitecto Técnico más allá del vallado de obra. Me sucedió en una ocasión en la que me preguntaron por mi titulación y al responder me preguntaron: “O sea que eres como un arquitecto, pero menos ¿no? “. ¿Menos qué? fue lo que me pregunté despues de escuchar aquello. No se como se es menos que arquitecto, pero en cualquier caso creo que es una confusión bastante común derivada del concepto que se tiene en ocasiones del Ingeniero Técnico e Ingeniero Industrial, por lo que también parece que en este sentido el nombre de Arquitecto Técnico tampoco era el más acertado.

En cualquier caso, a parte de los desafortunados comentarios, es sabido por todos los profesionales del sector que gran parte de la población no sabe para qué podría necesitarnos. Por ejemplo, muchos no saben que el arquitecto tecnico puede realizar el proyecto de actividad para la apertura de un local. ¿Esto que significa? Pues que si estás pensando en abrir un negocio, piensa en un Arquitecto Técnico. Además, podemos realizar las funciones de perito judicial en casos de deficiencias o errores de construcción, así que si necesitas un perito judicial para un caso de construcción, piensa en un Arquitecto Técnico. Podemos realizar certificados descriptivos para todo tipo de fines, así que si tienes una vivienda o local y necesitas certificar sus dimensiones y antigüedad, piensa en un Arquitecto Técnico. Incluso para la realización grandes eventos y espectáculos, es necesario solicitar la licencia de actividad, y ésta, por supuesto, la puede realizar un Arquitecto Técnico. ¿Te acuerdas o te suena de algo el Certificado Energético? pues si lo necesitas, piensa en un Arquitecto Técnico.


Es trabajo de los propios técnicos el difundir en la cultura general todos estos aspectos, ya que cuando salimos de las universidades pensamos que todos conocen nuestras competencias, y sólo queda esperar que nos llamen por teléfono requiriéndonos estos servicios. También es cierto que no existe en muchos casos una exclusividad, puesto que algunas de las atribuciones pueden estar compartidas con arquitectos e incluso ingenieros e ingenieros técnicos, lo que contribuye a una divergencia que puede generar confusión.

Aún así, como podemos comprobar, se abre todo un abanico de posibles actividades para las que un Arquitecto Técnico esta convenientemente formado, y para las que éste será una garantía de calidad y eficacia. Ahora que ya lo sabes, haz que lo sepan también los demás.

INFOGRAFÍA

info aparejadores