Category Archives: Noticias


Cómo se define el contenido de los Pliegos de Clausulas Administrativas Particulares

Cómo se define el contenido de los Pliegos de Clausulas Administrativas Particulares

La maraña legislativa propició que se facilitara, por parte de la administración, una serie de recomendaciones para su redacción

Hablábamos en el post referente a las claves para la redacción de un estudio de licitación, sobre la importancia que reviste el documento del Pliego de Clausulas Administrativas Particulares (PCAP). Pero los que nos dedicamos a la redacción de estudios técnicos de licitación hemos comprobado en multitud de ocasiones, la gran disparidad que puede llegar a existir entre pliegos de diferentes adminsitraciones públicas, para contratos de obras muy similares.

Esto es debido en parte a la cierta flexibilidad que la legislación puede llegar a otorgar en este aspecto, y en parte por la flexibilidad que otorga la maraña legislativa que se generó desde la aprobación en el año 2001 del RGLCAP (Reglamente General de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas) hasta la aprobación en el 2011 del TRLCSP (Texto Refundido de la Ley de Contratos en el Sector Público).

Definición y Contenido del PCAP

Según el art. 115.2 del TRLCSP:

En los pliegos de cláusulas administrativas particulares se incluirán los pactos y condiciones definidores de los derechos y obligaciones de las partes del contrato y las demás menciones requeridas por esta Ley y sus normas de desarrollo. En el caso de contratos mixtos, se detallará el régimen jurídico aplicable a sus efectos, cumplimiento y extinción, atendiendo a las normas aplicables a las diferentes prestaciones fusionadas en ellos.

El contenido del PCAP viene definido por el RGLCAP (Reglamente General de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas), en su artículo 67, donde establece el listado de cláusulas mínimas a incorporar, comunes a todos los tipos de contratados, y establece además una serie de cláusulas o condiciones a incorporar para el caso de contratos de obras. Cabe destacar que dado que la legislación en las posteriores leyes y modificaciones no ha redefinido el contenido del PCAP. No obstante, sí se han añadido nuevos aspectos en la contratación pública que deben ser reflejados en los pliegos, y por tanto, se adhieren al listado indicado en el RGLCAP.

En primer lugar, con la aprobación de la LCSP (Ley de Contratos del Sector Público) el 2007, aparecen nuevos aspectos a tener en cuenta en los pliegos, como son:

  • Las modificaciones del contrato

  • Recurso Especial en Materia de Contratación

  • Medidas Provisionales

  • Cuestión de Nulidad

  • Condiciones Especiales de la Ejecución el Contrato

  • Responsable del contrato

  • Prohibición de contratar

Tras estas nuevas incorporaciones en la LCSP, la JCCA del Estado, teniendo en consideración las dudas que pudieran aparecer con la entrada de la nueva ley en relación a la elaboración del PCAP, decidió dirigir una serie de recomendaciones sobre el contenido básico del PCAP, conforme a las normas de la Ley.

Posteriormente, con la aprobación del RD 817/2009 no se aportaron novedades sobre el contenido de los pliegos, al tratarse de una norma que desarrolla parcialmente la LCSP, amplía las definiciones relativas a varios aspectos de la norma, como son la regulación de las empresas certificadas, de las mesas de contratación o de los criterios y sistemas de valoración en los procedimientos de licitación. Esto sin duda modificará o condicionará la redacción del clausulado, pero no añadirá o eliminará los aspectos básicos definidos en las anteriores leyes.

Con la entrada en vilicitaciongor de la Ley 34/2010 sucede lo mismo que con el RD 817/2009. Sí se producen cambios en referencia al Recurso Especial en Materia de Contratación, así como con lo referente al plazo de renuncia de la Administración o a los procesos de licitación. En este caso tiene la peculiaridad que sí modifica un artículo de la ley, en referencia a la solicitud de la garantía provisional, indicando que será necesaria la justificación de la exigencia de una garantía provisional. Dicha circunstancia se indica en la artículo dieciséis de la Ley 34/2010 y modifica los apartados 1 y 4 del artículo 91 de la LCSP.

Finalmente, con la aprobación del TRLCSP, no se aportan novedades en lo concerniente a los PCAP, dado que con esta ley básicamente se consolidan la LCSP y la Ley de Economía Sostenible, así como se integran todas las modificaciones introducidas a la LCSP.

Conclusiones

Por lo que hemos expuesto, parece lógico pensar que hoy por hoy, el contenido mínimo que debe contener el PCAP será lo más adecuado posible a las recomendaciones de la JCCA del Estado que, aunque no se trate de un documento vinculante, sí se trata de un documento redactado por expertos, que podrán interpretar con más acierto las premisas de cada una de las leyes que se han ido publicando para complementarse unas a otras, aunque en ocasiones con algunas contradicciones

En siguientes posts hablaremos sobre la homogeneidad entre pliegos de obras de edificación similares, y expondremos algunos resultados de una pequeña investigación realizada, que resultan realmente reveladores.

Pin It


Autodesk BIM 360 Field    www.autodesk.es

Utilización de Tablets para el Mantenimiento de la Edificación

De la misma manera que comentábamos en el último post referente a la tecnología en la construcción, donde veíamos que el uso de tablets y demás soportes digitales para el manejo de la información acabará proliferando en la fase de construcción de la edificación; podemos incluso afirmar con más aplomo que el uso de estos dispositivos en la fase de mantenimiento de la edificación (Facility Management) es ya toda una realidad.

Cada vez más empresas, organismos institucionales o gerentes de conjuntos de edificaciones se rinden ante las bondades de la gestión mediante la metodología BIM.

Ya es posible obtener un modelo digital que almacene toda la información necesaria de la edificación para, posteriormente, esta información ser gestionada mediante tablets o dispositivos móviles en la misma edificación o en cualquier punto alejado y en tiempo real.

Autodesk BIM 360 Field    www.autodesk.es

Autodesk BIM 360 Field www.autodesk.es

A modo de ejemplo, cualquier usuario del edificio puede hacer una foto de una incidencia detectada, como por ejemplo una fuga en un radiador. Esta foto queda registrada en el modelo de información, con la ubicación exacta. El encargado de mantenimiento recibe en el mismo momento la incidencia, la foto y la ubicación de ésta. A su vez, puede consultar la ficha técnica del radiador (también contenida en la información del modelo) para ver si necesita piezas especiales o ya dispone de ellas. En el mismo momento, gracias a la comprobación del modelo digital, ha podido detectar que el radiador se encuentra en una zona de difícil acceso, por lo que deberá llevar consigo el material necesario que le permita el acceso en la primera visita al lugar, con lo que evitará desplazamientos innecesarios. Inmediatamente podrá proceder a la reparación de la incidencia, en tiempo record y además, la podrá dejar registrada en el modelo la intervención, así como demás comentarios que considere necesarios. La gerencia de la edificación tiene constancia de todas las tareas de mantenimiento realizadas, así como todo tipo de datos de su ejecución por lo que podrá tomar medidas correctoras en el futuro.

Otro ejemplo podría ser la visita del servicio técnico a una edificación concreta para el mantenimiento de la climatización. Debido a su difícil ubicación, y al encontrarse todos los conductos y maquinaria semi-escondidos en el falso techo, no pueden tener acceso a ellos. Con la utilización de una Tablet, un software de gestión “in situ” del modelo y la geolocalización, el operario puede ver toda la maquinaria escondida a través de los falsos techos, utilizando la Tablet como si de una máquina de rayos X se tratara. De la misma manera que en el caso anterior, puede tener in mediatamente acceso a fichas técnicas, anotaciones, fotografías o elaborar listas de comprobación.

Estos son solo unos pocos ejemplos de lo que podemos llegar a conseguir en la fase de explotación de los inmuebles, a través de los modelos BIM, pero, como es de suponer, podemos llegar muchísimo más allá.

Pin It


La OCU retira su incitación a la ilegalidad en el Certificado Energético

La OCU retira su incitación a la ilegalidad en el Certificado Energético

Otra piedra en el camino del CEE

Ya desde la aparición de la obligatoriedad de cumplir con el Decreto 235/2013, no han sido pocas las polémicas y hostilidades generadas alrededor del Certificado Energético. Hoy nos gustaría centrar la atención en cuál ha sido la posición de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) en este respecto.

certificado energetico ontinyent

Desde el inicio ya se mostraban contrarios a que fuera el consumidor quién asumiera los costes de dicho certificado, y que además, como parece sensato pensar, venía en un mal momento en que a los propietarios ya les costaba bastante encontrar compradores para su vivienda, como para encima tener que desembolsar 200 o 300 euros por el dichoso certificado. Eso sí, al inicio la OCU sí se manifestaba a favor del ahorro energético, tal y como se podemos ver aún en su página web:

Desde la OCU damos la bienvenida a este tipo de medidas, que suponen ayudas y futuros ahorros para los ciudadanos al tiempo que permiten al país dinamizar la economía y cumplir con los objetivos ambientales marcados por la Unión Europea.

Pero estas bienintencionadas palabras cambiaron en unas declaraciones posteriores, donde afirmaban que el certificado energetico podía ser un mero trámite, que podía realizarse de forma telemática, sin necesidad de realizar una visita al inmueble. Además de esta forma con sólo 35€ se podria disponer de este “papel” al que tanto valor otorgan. Parecía ser que sus intereses por el medio ambiente y ahorro enegético, así como por el cumplimiento de los objetivos de la UE ya no tenían cabida en sus argumentos.

Tras afirmar semejante atrocidad, que además es contraria a la ley, dado que incurriría en una infracción grave tipificada en la Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovaciones Urbanas, varios colectivos se dirigieron a la organización informándoles de la gravedad de sus declaraciones. El Colegio Oficial de Aparejadores de Cantabria fue uno de los primeros en tomar medidas, y instaba a la OCU a que eliminara dicha entrada de su web.

La resolución del Caso

Otros tantos colectivos actuaron de forma análoga al COAATCAN, aunque obteniendo también análogos resultados. Pero el pasado 2 de junio, el Consejo General de la Arquitectura Técnica insistió con una nueva carta, con profunda argumentación teórica, con la que por fin, y probablemente respaldados por los otros organismos que también insisteron en la rectificación, la OCU resolvió eliminar el documento de su web, aunque no ha sido eliminado el titular, sí lo ha sido el contenido y sus enlaces. Entre el contenido de la carta, encontramos argumentaciones como la siguiente:

La información cuya rectificación se solicita está fomentando la práctica de una conducta contraria a la ley y supone una banalización del propio procedimiento de certificación energética de edificios, establecido por normativa europea y dirigido a conseguir una mayor protección del medio ambiente, causa que la organización que representa debería promover en defensa de todos los ciudadanos.

De este modo, se consiguió la rectificación solicitada, pero hay que reconocer que éste es otro ejemplo del duro recorrido que está realizando el Certificado Energético desde su entrada en vigor, y aún le queda, por que ni se está mentalizando a los usuarios, ni muchos técnicos se cuidan de respetar la profesión, ni las organizaciones como la del caso ayudan a que se instaure con normalidad.

Fuente: CERCHA, Revista de la Arquitectura Técnica, Junio 2014, 121. Pág. 32
Pin It


Autodesk BIM 360   www.autodesk.es

Utilización de Tablets en la Ejecución de la Obra

Durante mis años en la construcción realizando las labores de jefe de obra me acostumbré a la utilización de engorrosos planos en formato A1 o A0 o diferente documentación en papel en el emplazamiento de la construcción.

Miento, no me acostumbré, ni nunca nadie puede acostumbrarse a semejante incordio.

Los planos gigantes, pueden ser medianamente bien gestionados en entorno de oficina, pero en las tareas “in situ”, sin un sitio donde apoyarse, con la aparición de viento o distintas inclemencias meteorológicas y la normal falta de limpieza de las obras, hacen que incluso la simple tarea de revisión del armado de una cimentación pueda resultar odiosa.

Ahora, en plena era tecnológica, el arcaico proceso de la ejecución de la edificación se resiste a evolucionar, aunque acabará cediendo con el paso de pocos años.

Ya empieza a ser cada vez más común el uso de tablets u otros dispositivos para la consulta de documentación, como planos, por ejemplo, pero podemos ir mucho más allá.

Autodesk BIM 360   www.autodesk.es

Autodesk BIM 360 www.autodesk.es

Mediante la ejecución de proyectos desarrollados en BIM (Building Information Modeling), donde toda la información de la edificación se almacena en un modelo digital, combinado con aplicaciones específicas para tablets, el Director de obra, el director de Ejecución de obra, el jefe de obra, el responsable de calidad y todo el resto de personal participante en el proceso podrá realizar labores que anteriormente se posponían hasta la llegada a la oficina, con el inconveniente que ello suponía.

Consultar detalles concretos “in situ”, realizar listas de comprobación, tomar fotografías y anotaciones de puntos conflictivos y asociarlas a una parte del modelo, consultar fichas técnicas de los aparatos de climatización en el momento, comprobar en tiempo real el armado de un pilar específico o el replanteo exacto de éste.

Estas son solo algunas de las infinitas posibilidades que nos aporta la ejecución mediante un modelo digitalizado de información y el uso de revolucionarios softwares de gestión.

Así y todo, como hemos comentado anteriormente, un sector de tan ancestrales raíces como la construcción se resiste al cambio; aunque esta resistencia se está venciendo paulatinamente, bien sea por la crisis actual y la necesidad de nuevas ideas, bien sea porque se empieza a tener constancia de que quien no evolucione acabará muriendo, o bien sea por la combinación de todas ellas.

Dentro de pocos años, “la obra sin papeles” será una realidad.

Pin It


Bim en pequeños Despachos Profesionales

Bim en pequeños Despachos Profesionales

Empieza a confirmarse entre los distintos despachos de arquitectura e ingenierías el convencimiento de que BIM es una eficiente forma de gestión en proyectos de mediana o alta envergadura. Los profesionales comprueban toda la mejora en sus flujos de trabajo que pueden experimentar desarrollando los proyectos en BIM y empiezan a aplicarlo en sus propios proyectos.

La duda que se plantea actualmente es ¿puede BIM implementarse satisfactoriamente en despachos pequeños-medianos o para proyectos de poca envergadura?

En Tecniat tenemos clara la respuesta: “Definitivamente SI”.

Consideramos que el arma que más rendimiento puede aportar el uso de programas como Revit a una oficina técnica y que permitirá una óptima adaptación son las plantillas de proyecto sobre las que iniciar los trabajos, en combinación con los parámetros que se pueden añadir a los distintos elementos.

Por ello, es sumamente importante que las distintas firmas desarrollen sus propias plantillas, adaptándolas a sus flujos de trabajo, sus procedimientos y a cada trabajo en particular, así como a las preferencias de los propios usubim_pequeños_despachosarios.

A modo de ejemplo, se podría desarrollar una plantilla para los trabajos de licencias de apertura, en los que ya se han preparado fases y vistas de estado actual y fases y vistas de reforma, vistas de medidas correctoras a adoptar, preconfigurado planos con las distintas vistas y tablas, cajetines propios y datos de la empresa cargados, así como tablas de planificación preconfiguradas con las superficies útiles y construidas, e incluso una tabla que calcule la ocupación del recinto según DB-SI en función del uso de cada estancia (ahorrando un tiempo considerable de cálculos). De la misma manera, se pueden cargar en la plantilla todos los elementos de uso más común que pueden ser utilizados en este tipo de trabajos, como por ejemplo sanitarios o puertas con las medidas estandarizadas (El cargado en la plantilla de solamente la información necesaria para el tipo de trabajo es importante, ya que ello permitirá un correcto rendimiento del archivo en ordenadores de potencia media y podrá ser trabajado por más personas).

gannt_bim_tecniatEstos, son solo algunos de los muchos apartados que se pueden configurar en una plantilla para la realización de licencias de apertura y, de la misma manera, se pueden preparar plantillas para los distintos tipos de trabajos que se desarrollen en cada despacho técnico (adaptando cada una de ellas al trabajo en cuestión).

En conclusión, BIM puede ser utilizado tanto para grandes proyectos, como para proyectos pequeños, pero en primera instancia, deberán centrarse los esfuerzos la realización de plantillas de proyecto adecuadas para cada tipo de trabajo y cada tipo de usuario que realmente aporten eficiencia a los trabajos realizados.

Como punto final, nos gustaría destacar la importancia de que estas plantillas sean elementos vivos, que sufran de constantes adaptaciones según los usuarios vayan trabajando con ellas y que permitan una cultura de mejora continua.

Pin It


6 claves para la redacción de un estudio de licitación

6 claves para la redacción de un estudio de licitación

Pautas básicas para un trabajo eficiente

Mediante los estudios de licitación, o estudios técnicos de licitación, la administración puede evaluar el nivel de conocimiento que cada empresa concurrente posee del objeto del contrato en cuestión. El estudio técnico constituye, la mayoría de ocasiones, el conjunto de documentación a valorar mediante criterios que exigen un juicio de valor. Esto es, que lo que allí expresemos, será valorado por un técnico profesional de la administración, que evaluará conforme a sus criterios y a los propios de la administración, cuán válida será la empresa para la ejecución del contrato que esté en juego.

Esto, que a simple vista pueda parecer algo trivial, puesto que teóricamente todas las empresas que cuenten con la preceptiva clasificación se encuentran en condicioones -técnicamente hablando- de ejecutar las obras conforme a los mínimos previstos en proyecto, en muchas ocasiones se convierte en el elemento dirimidor en los procesos de licitación. Quienes hemos estado trabajando como técnicos de estudios o como coordinadores de gabinetes de estudios, sabemos que la terea a realzar es harto laboriosa y que tiene una relación directa con el flujo de trabajo que la empresa puede tener en los próximos meses, lo que además constituye un elemento de presión añadido a los trabajos a realizar.

Por tanto, la redacción de un estudio técnico de licitación conviene que sea un trabajo estrictamente organizado y, sobretodo, ajustado a los plazos destinados a ello. Hemos de tener en cuenta que normalmente, la administración publica en los medios oficiales las licitaciones de contratos de obras con 26 días de antelación. Aunque 26 estudio licitacióndías es tiempo suficiente para preparar las ofertas técnicas, cabe destacar que en primer lugar se debe estar al día en las publicaciones que puedan ser de nuestro interes, par no demorar el inicio de los trabajos. Por otro lado podemos necesitar conseguir documentación que requiera algún tiempo para llegue a nosotros (aunque esto cada vez ocurre menos) y finalmente hay que tener en cuenta que se suelen solapar estudios técnicos. Con lo cual de los 26 días iniciales podemos quedarnos fácilmente con la mitad, con lo que el plazo ya empieza a convertirse en algo oneroso.

Así que, con todo lo visto, creo interesante aportar algunas de las claves más básicas, para que el proceso de redacción del estudio de licitación no se convierta en una tarea desagradable e infructuosa:

1. Estudio a conciencia del Pliego de Condiciones de la licitación. El pliego de características es la documentación que aporta la administración y que sirve de base para la contratación. Y no sólo eso, sino que una vez adjudicado el contrato, el clausulado del pliego pasa a formar parte (siempre tras alguna modificación) del clausulado del contrato. Además de esto, en el pliego se detallan cuáles son los criterios con los que se va a evaluar la oferta técnica. Allí aparecerán ordenados según su preponderancia, de forma que el licitador conoce de antemano qué apartados tendrán una valoración mayor que otros. En base a esto es cómo debemos estructurar nuestro estudio, por lo que el pliego requerirá de una lectura atenta y procesada de forma que consigamos lo que sigue en la clave número 2, a continuación.

2. Estructurar un índice claro y coherente con la demanda de la administración. Hemos visto la importancia que reviste la lectura del pliego puesto que éste nos da los criterios de valoración. Pues bien, una vez conocemos con detalle las partes que deberá tener nuestro estudio, debemos reflejarlo claramente ya desde el índice. Este debe ser conciso, indicando cláramente y de forma explícita lo que los técnicos evaluadores van a encontrarse cuando revisen cada punto. Pensemos en la cantidad ingente de documentación que deben atender cuando se estan valorando estudios para obras de cierta envergadura, donde pueden haber perfectamente mas de cincuenta licitadores. Cuánto más facilitemos el trabajo al corrector, mejor será capaz de evaluar nuestro trabajoslide2

3. Planificación de los trabajos. Una vez definido el alcance del estudio, y estructurado convenientemente, debemos entonces pasar a valorar y considerar la envergadura de cada apartado para ser capaces de planificar los trabajos, en base a los tiempos que estimemos necesarios para cada una de las partes. Este punto es vital, puesto que condicionará la fecha de finalización de los trabajos con lo que de éste dependerá que entreguemos el trabajo en tiempo y forma.

4. Utilización de documentos base, no documentos tipo. Hemos de tener en cuenta, como ya se ha indicado, el plazo que tenemos para la redacción del estudio, por ello, es conveniente disponer ya de archivos base sobre los que partir, de forma que no desperdiciemos tiempo organizando el documento y adecuandolo al punto en cuestión. No obstante, es importante destacar que esto debe ser una base, pero en ningún caso es conveniente disponer de archivos “tipo”, es decir, archivos que incluyamos tal cual en todos los estudios, a menos que se trate, claro está, de documentos como curriculums, relación de maquinaria y demás documentación que sí se repetirá necesariamente.

5. Revisión y corrección de la documentación. Una vez redactado el estudio, debemos de haber previsto en nuestra planificación un tiempo suficiente como para poder dedicarlo a la revisión del documento, primero en el ordenador y despues ya impreso, pues siempre aparecen errores o mejoras a añadir

6. Seguimiento de la oferta y feedback. Todo estudio tiene como objeto conseguir un nuevo contrato para la empresa licitadora. Por tanto, parece lógico que se haga a posteriori un seguimiento de las aperturas de los distintos documentos. En nuestro caso, como técnicos de estudios, debemos permanecer atentos a las valoraciones de cada uno de los apartados. Si en las aperturas sólo se da la valoración total del estudio, estamos en nuestro derecho de exigir una valoración pormenorizada de las partes. De este modo, podremos contrastar en qué partes hemos sido mejor valorados y en cuáles menos, para así poder tomar las medidas precisas que permitan una mejora continua en la calidad del estudio.

Como vemos, son 6 puntos que podemos considerar mínimos para una buena redacción y seguimiento del estudio. Pero estas pautas, así mismo, se podrían cada una de ellas desglosar en otras tantas, de forma que se podría precisar un protocolo a seguir y una forma de trabajo idónea para tal fin.

En próximos post analizaremos puntos concretos de los estudios y cuán variable la documentación demandada en función de cada una de las administraciones.

Pin It


BIM y el Facility Management

BIM y el Facility Management

Como comentábamos en anteriores posts, la aplicación de BIM para la gestión de edificaciones existentes (Facility Management) abre un nuevo abanico de posibilidades en la gestión inmobiliaria actual.

Mediante la utilización de modelos digitales 3D, que contendrán toda la información necesaria, así como el uso de plataformas de gestión del patrimonio, podremos administrar de forma eficiente la edificación durante su fase de explotación.bim

Las posibilidades son muy diversas, por lo que vamos a nombrar solo algunas de ellas:

-Gestión de espacios (ejemplo: control de las zonas alquiladas, en venta o sin uso de un edificio de oficinas)

-Control de inventario (ejemplo: monitorización y seguimiento de todos los activos de un ayuntamiento y sus traslados entre las diferentes edificaciones)

-Mantenimiento preventivo (ejemplo: el personal de mantenimiento dispone de información y alertas en tiempo real sobre las revisiones a realizar en la caldera principal)

-Mantenimiento correctivo (ejemplo: un usuario indica que el radiador de su oficina no funciona correctamente y el personal de mantenimiento obtiene en tiempo real la ubicación de la incidencia, así como las características de la instalación a reparar)

-Reformas o ampliaciones (ejemplo: disponemos de documentación actualizada sobre el estado existente del inmueble en un modelo 3D, que nos permite la optimización del proceso de una reforma)

Pin It


Los Arquitectos Tecnicos solo hacen “papeles”

Los Arquitectos Tecnicos solo hacen “papeles”

El estigma de una profesión

 El título de la entrada es quizá una afirmación un tanto categórica, pero después de escuchar diversas opiniones sobre algunos de los trabajos que realizamos los Arquitectos Tecnicos, estoy completamente seguro que más de uno tomará esta afirmación como completamente cierta.

Está claro que desde que nos azotó la crisis, todos los sectores han visto mermada su calidad y productividad, y en muchos casos ni siquiera se espera una recuperación. Todo esto con las consecuencias para cada una de las personas que formamos el sistema, como la pérdida de poder adquisitivo, miedo al endeudamiento y unas espectativas para el futuro no demasiado alagüeñas. Todo esto ha creado, sin duda, un escenario realmente hostil para el desarrollo de cualquier actividad económica.

Para el caso de los técnicos, ya sean arquitectos o ingenieros, el hecho de vender nuestros servicios adquiere un matiz distinto al que puede tener otro colectivo, en tanto en cuanto prestamos servicios incluso sin que el cliente lo quiera. Me refiero con este matiz, al hecho de que entre nuestras competencias se encuentran la redacción de ciertos certificados, informes o dictámenes, que por algún imperativo legal hace preceptiva su redacción y presentación a las autoridades o administraciones pertinentes, siempre a cargo del ciudadano que se viese obligado, por las circunstancias que sea, a gestionar dicho trámite.

Por poner un ejemplo, cuando cualquier persona desea dar de alta los suministros de agua y luz de una vivienda, es necesario que se presente a las pertinentes entidades gestoras del suministro, la cédula de habitabiliad y que, lógicamente, ésta se encuentre en vigor. Es entonces cuando esta persona advierte que va a necesitar un servicio con el que probablemente no contaba. Una vez solicita el presupuesto y recibido, la primera impresión es siempre la misma. Siempre parece caro. Y siempre parece caro por una sencilla razón: porque no se contaba con ese gasto.sobrecostos

Pero ¿con qué criterio juzgamos la adecuación de un precio a un servicio o producto concreto? Supongo que dependerá de muchisimos factores, desde los conocimientos sobre la materia que posea cada persona, hasta el estatus de la misma, pasando por los distintos precios que posea y con los que pueda comparar. Pero normalmente, a los técnicos se nos juzga sin ningún conocimiento, únicamente por el resultado que obtienen finalmente en sus manos: un “papel”.

Este “papel” es el que les permite solicitar los citados suministros y disponer de ellos, porque una legislación lo establece así, y porque existen personas que se dedican a este campo por la formación recibida. Este “papel” además, requiere una firma, y por tanto una responsabilidad derivada. Pero para aquellos que igualmente piensan que continúa siendo un papel, no entienden qué tipo de responsabilidad pueda derivar de él.

Probablemente, esta misma persona que se indigna por el precio de un papel, no lo hace cuando recibe la factura del mecánico que le ha reparado la lavadora, porque aunque le haya cobrado la hora al triple de lo que se la cobra un técnico para elaborar un certificado, le ha solucionado un problema y evitado muchos dolores de cabeza, por lo que ese trabajo ha merecido la pena y por tanto, cada uno de los euros invertidos en él.

Tanto es así, que personas que han gastado más de cien mil euros en la compra de una vivienda, se niegan a pagar ciento cicuenta euros por un certificado, porque es caro, y es caro porque no sirve para nada. La mayoría de personas operan así, y prefieren eludir o retrasar este gasto porque no les aporta ningún valor.

El asunto de los precios y honorarios de los técnicos siempre ha sido un tema peliagudo. A poco que se aborde el tema, aparecen rápidamente palabras como tarificación, regulación, estandarización y en definitiva, honorarios mínimos regulados. Pero quizá la base de todo está en la legislación, o quizá en la información, o en hacer ver a los ciudadanos el por qué de una cédula, o el por qué de un informe técnico o el por qué del famoso certificado energético. Quizá con un poco de información y sentido común se valoraría un poco más nuestro trabajo.

 

 

 

 

 

Pin It


Formas de Implementar BIM

Formas de Implementar BIM

La implementación óptima del BIM se realiza en la fase de diseño de un proyecto, cuando ese proyecto no es más que una idea en alguna cabeza pensante. De esta manera, se obtendrá un flujo de trabajo adecuado en todas las restantes fases de la vida útil del edificio. Implantando BIM en la etapa inicial del proyecto, éste alcanzará todo su verdadero potencial y dará lo mejor de sí.

Pero claro, eso sucede en un mundo perfecto y, lamentablemente, el mundo en el que nos encontramos, no suele ser perfecto

Actualmente nos encontramos con un panorama en el que la edificación de obra nueva en nuestro país se encuentra bajo mínimos históricos (y por tanto la creación de nuevos proyectos) y nos topamos de bruces con la necesidad de reutilizar las edificaciones existentes.

¿Esto quiere decir que no se puede implantar BIM en fases más maduras de la edificación?

Pues rotundamente, no.

Pese a las grandes ventajas que aporta un proyecto iniciado con la metodología BIM desde sus fases iniciales, podemos conseguir ventajosas formas de gestión de los inmuebles existentes utilizando modelos digitales de las edificaciones aplicados al Facility Management.

En futuros posts hablaré sobre la gestión en la fase de mantenimiento del inmueble (Facility Management) pero ahora, en cambio, quiero hablaros sobre dos formas de realizar esta implementación.

Implantación mediante planos CADformas planos

Para edificios existentes de reciente construcción, contaremos con planos CAD que pueden ser utilizados como base del futuro modelo digital. Estos planos se pueden insertar como capas independientes que pueden ser activadas o desactivadas según las necesidades, así como colocarse en diferentes niveles o planos de referencia.

Como puntualización, añadiré que es sorprendente la cantidad de incoherencias entre planos que se localizan (incluso en los mejores proyectos) al modelar el edificio de esta manera, permitiéndonos obtener un modelo cohesionado y coherente.

 

Implantación mediante Láser escáner 3D

Esta revolucionaria técniformas nubeca es adecuada para edificios antiguos, o para aquellos de los que no disponemos información en planos CAD, haciéndose imprescindible para edificios históricos con complicadas geometrías.

La técnica consiste en la colocación de un láser 3D que realiza barridos de las estancias y de la que finalmente obtenemos un archivo de nube de puntos, formado por millones de éstos.

Con esta nube, se pueden realizar posteriormente modelados totalmente ajustados a la realidad, con una precisión asombrosa.

 

Estas son algunas de las técnicas de implementación del Building Information Modeling que podemos utilizar en edificaciones existentes y que nos permitirán aplicar BIM en fases posteriores de la edificación, por lo que se abre un nuevo abanico de posibilidades en la gestión inmobiliaria actual.

Pin It


BIM: La evolución en el mundo de la edificación

BIM: La evolución en el mundo de la edificación

Building Information Modeling está destinado a ser la siguiente (y necesaria) evolución en el mundo de la construcción.

Algunos comparan el cambio al que se produjo cuando pasamos de dibujar en papel vegetal (con el fastidio que suponía realizar una modificación), al diseño asistido por ordenador (CAD). Y en mi opinión no se equivocan, salvo por una cosa: si aquel cambio se produjo paulatinamente durante aproximadamente 10-15 años, este cambio se producirá con la mitad de tiempo.

Con la implantación de la metodología BIM, se destinarán la mayor parte de los recursos en la fase de diseño, resultando un modelo digital de la construcción que albergará toda la información necesaria, y donde se podrá testear, en tiempo real, la correcta y lógica ejecución posterior de la obra.BIM

A los buenos diseñadores, BIM no les ayudará a acabar sus trabajos más rápidamente (recordemos que es en la fase de diseño donde debemos concentrar la mayor parte del esfuerzo), pero si les permitirá acabarlos con una calidad notablemente superior y alcanzarán la certeza de un trabajo bien hecho.

Esta calidad se traducirá en una drástica disminución de los imprevistos en obra, una planificación mucho más solvente y una disminución de la variabilidad, que a su vez, nos permitirá construir sin desperdiciar nuestro querido dinero.

Con esta metodología de trabajo, se optimizarán todas las fases de vida útil del edificio. La fase de diseño será ágil y adaptable a los cambios, la fase de construcción contará con una mejor planificación y ordenación más ajustada, y la fase de mantenimiento permitirá gestionar eficientemente todos los recursos, espacios, etc, adscritos a nuestro edificio.

Preparémonos, porque durante los próximos años, a todos aquellos que nos gusta el mundo de la edificación, queramos o no (por suerte yo quiero), nos tocará adaptarnos a esta nueva evolución. Así que…ponte a ello.

Pin It



Page 3 of 712345...Last »