Técnico de Estudios. Otra salida profesional del Arquitecto Técnico

Formación y experiencia en obra, la clave para este puesto

Recuerdo cuando estando finalizando la carrera de Aquitecto Técnico, allá por el 2005, en aquellos tiempos en que los técnicos encontrábamos trabajo casi sin proponernoslo, caí en una empresa constructora para hacer el proyecto de final de carrera. Se trataba de una constructora cuya actividad se basaba, en el 90%, en la edificación pública. Mi proyecto versaba precisamente sobre la construcción de un instituto de educación secundaria y bachiller, en lo referente a las tareas propias del jefe de obra – diario de obra, control de calidad, estudio económico de las obras, estudio del proyecto…-. Fue entonces cuando tuve mi primer contacto con los estudios técnicos de licitación, puesto que para que la empresa se adjudicase dicha obra, fue necesario concurrir a un proceso de adjudicación.

Más tarde empecé, con la misma empresa, en el departamento de estudios a redactar memorias técnicas para licitaciones de obras. Me sorprendió cómo algo de tanta importancia para las empresas dedicadas a este sector, apenas tuvo presencia en el programa formativo de la carrera de Arquitecto Técnico. Si bien sí se contemplan los principales procesos de contratación pública de obras, para nada se entra a nivel técnico, en lo referente a la documentación técnica a aportar.

¿Cuestión de formación?

Durante mis estudios de Máster en Planificación y Gestión de Obras de Ingeniería Civil, que se cursaban en la escuela superior de ingenieros de caminos de la UPV, advertí que en la carrera de Igeniero de Caminos (o actualmente grado en ingeniería civil) sí disponían de un temario completo para las licitaciones de obra, en lo referenteestudios de licitacion a aspectos legales, procedimientos, documentación técnica y administrativa, etc. Sí, es cierto que la contratación de obras de carreteras se rige en su práctica totalidad mediante este sistema de contratación, pero también es cierto que en el campo de la edificación hay un amplio porcentaje de obras contratar mediante licitaciones.

Pero, ¿qué es formarse para técnico de estudios?¿requiere alguna habilidad especial a adquirir? En realidad, el técnico de licitaciones debe ser una persona familiarizada con los proyectos de construcción, tanto a nivel documental como a nivel constructivo, puesto que el estudio técnico a presentar pasa necesariamente por el análisis del proyecto. Además, es importantísimo que el técnico tenga conocimientos a pie de obra, puesto que otra parte importante a estudiar son los procedimientos constructivos y su adecuación al plan de obras. Dicho plan de obras es otro requerimiento que aparece en el 100% de los pliegos que rigen estos procedimientos, y por tanto, requerirá de nuevo esa experiencia a pie de obra para estar familiarizado con los rendimientos de las actividades y la interrelación entre ellas.

Por lo que vemos, el técnico de estudios no requiere nada más que ser eso, un técnico, con conocimientos de obra y los conocimientos teóricos propios de la titulación, en este caso, la de Arquitecto Técnico. Si además al equipo redactor de estudios, incluimos un ingeniero industrial con conocimientos en el campo de las instalaciones propias de edificios públicos (hemos de tener en cuenta que en determinados proyectos de edificación pública como hospitales o residencias las instalaciones de calefacción y climatización o la instalación eléctrica alcanza unos niveles de complejidad que poco tiene que ver con las instalaciones de edificios de viviendas) entonces el equipo será perfecto. Y como en el caso del arquitecto técnico, si tiene experiencia a pie de obra, mejor que mejor.

La legislación propia de las licitaciones

Con todo lo expuesto hasta ahora, podemos pensar que no tendría tanto sentido dedicar unas horas de formación en la universidad para este tipo de trabajos, puesto que ya aprendemos en el resto de asignaturas como Proyectos o Construcción las nociones básicas para desarrollar un estudio. Pero aquí es donde aparece el factor administrativo. Los procesos de licitación van estudios de licitaciónenvueltos en toda una maraña documental a la que no terminamos los técnicos de estar acostumbrados. Por ello, es vital la formación en materia legislativa, conocer las leyes que rigen la redacción de los pliegos administrativos y sus pormenores. La documentación que se ve implicada en un proceso de licitación requeriría numerosas entradas. En esta entrada hablábamos en su día sobre el contenido de los pliegos, sin duda la parte más interesante para los redactores de estudios, pero como decimos, constituye una parte pequeñísima de toda la documentación a tener en cuenta.

El técnico como parte de un equipo

No olvidemos que, como en prácticamente todos los trabajos que podemos desarrollar los arquitectos técnicos, se desenvuelven en entornos de equipos de trabajo. Hemos visto también que el tándem Arquitecto Técnico-Ingeniero Industrial era el idóneo para desarrollar estos trabajos. Pero en muchas ocasiones el Departamento de Estudios de una empresa constructora se forma de más miembros. Es de suma importancia por tanto saber querer trabajar en equipo. Si además de técnico de estudios, somos coordinadores o directores del departamento de estudios, capacidades como coordinación de equipos, liderazgo, organización de equipos de trabajo o planificación de proyectos se tornan imprescindibles para el desarrollo de nuestra actividad.

Hemos de pensar que la redacción de estudios de licitación siempre se ejecuta con cierta presión puesto que la presentación de los mismos está sujeta a estrictos plazos que no deben sobrepasarse. De ahí la importancia de la organización del equipo y la planificación de la redacción para llevar a buen puerto el estudio en cuestión, y será obligación del coordinador establecer los plazos de redacción y revisión y obligación de los técnicos de cumplirlos sin demora. La aplicación de metodologías de gestión de proyectos a la redacción de estudios de licitación sería un tema a parte de sumo interés que sin duda abordaremos en próximos posts.

Conclusiones

A modo de resumen concluiríamos:

  • La edificación pública constituye un importante porcentaje del total de la construcción de la edificación

  • El técnico de estudios es un técnico con los conocimientos propios de la titulación y experiencia a pie de obra

  • El equipo redactor óptimo para estudios de edificación pública se constituiría por un Arquitecto Técnico y un Ingeniero Industrial con conocimientos prácticos de instalaciones en el sector dotacional

  • Son necesarios conocimientos legales acerca de los procedimientos de licitación y documentación administrativa

  • Como en muchos otros trabajos, es de vital importación tener la capacidad de trabajar en equipo y, en ocasiones, trabajar bajo presión.

  • El trabajo de Técnico de Estudios se erige como una importante salida al mundo laboral por parte de los Arquitectos Técnicos

Así que con esta entrada me gustaría reivindicar este trabajo como una salida profesional más del arquitecto técnico, quizá de las menos conocidas, pero que está ahí, y que se puede convertir en un trabajo apasionante, puesto que vamos a poder estudiar multitud de proyectos diferentes, entrando al detalle y conociendo sus pros y sus contras, sus virtudes y sus defectos, y por supuesto aprendiendo de ellos.

Pin It

Tecniat