Cédulas de Habitabilidad

La Cédula de Habitabilidad es un documento exigido por los Ayuntamientos y por las empresas suministradores, para las viviendas o locales que deseen ser ocupados. Mediante la licencia de ocupación se puede obtener el contrato de suministro de las distintas instalaciones de la vivienda o local. Es un documento que acredita que el inmueble cumple con la normativa de habitabilidad, calidad y diseño en el caso de las viviendas, o que cumplen con lo establecido la normativa pertinente aplicable del CTE para el caso de locales.

Dentro de este documento se engloban por un lado las Licencias de Primera Ocupación y por otro las Licencias de Segunda Ocupación o ulteriores. La diferencia entre ellas radica básicamente en función el momento en el que sea necesaria

En el caso de locales, cuando se va a desarrollar una actividad profesional (no comercial), es preceptiva la presentación de la licencia de Primera Ocupación del local, por parte del titular de la actividad.

En el caso de las viviendas, la obtención de las Cédulas de Habitabilidad es obligación del propietario de la vivienda de disponer de ella para proceder a la venta del inmueble. Es lo que sucede en las nuevas promociones inmobiliarias, que el promotor del inmueble debe disponer de la Cédula de Habitabilidad para proceder a la venta de dichos inmuebles.

La licencia de segunda ocupación (o segunda Cédula de Habitabilidad) es un trámite exigido por el ayuntamiento, en el cual se solicita un certificado facultativo que indique que se sigue cumpliendo la normativa que para la concesión de la primera ocupación (o cédula de habitabilidad) fue aplicada.

Según la LEY 3/2004, de 30 de junio, de Ordenación y Fomento de la Calidad de la Edificación, en su artículo 33, indica que “transcurridos diez años desde la obtención de la primera licencia de ocupación será necesaria la renovación de la misma en los siguientes supuestos:

a) Cuando se produzca la segunda o posteriores transmisiones de la propiedad

b) Cuando sea necesario formalizar un nuevo contrato de suministro de agua, gas o electricidad.”

Por lo que la licencia de segunda ocupación será necesaria para vender un inmueble con una licencia de ocupación con más de diez años, o en el caso en el que un inmueble esté dado de baja de las instalaciones y se desee darlas de alta de nuevo, habiendo pasado 10 años desde el otorgamiento de la licencia de ocupación o cédula de habitabilidad.

SOLICÍTANOS PRESUPUESTO PARA TU INMUEBLE SIN COMPROMISO

Tu nombre (*)

Tu Email (*)

Tipo de Inmueble (*)

Tipo de Licencia (*)

Superficie aproximada (en m2) (*)

Población (*)

Observaciones

Introduce el texto que ves en la imagen
captcha

(*) Los campos indicados son obligatorios

¿Te ha gustado esta información?

Pin It